Crisis Educativa

14 noviembre, 2007

La ortografía devaluada

Filed under: Entradas — JuanV @ 16:39

El pasado martes 23 de octubre, los alumnos andaluces de 3º de ESO realizaron la prueba de evaluación de diagnóstico de Lengua española. Estoy seguro de que los profesionales de la enseñanza que, sufridamente y sin ningún tipo de reconocimiento, hemos tenido que corregirla, compartimos el mismo sentimiento de sorpresa e indignación ante la escasa importancia que se da a la ortografía en esta prueba.

“Respetar las normas gramaticales y ortográficas en la expresión escrita, adecuándose a las convenciones ortográficas y de puntuación del español actual”: así se formula, en las pautas de corrección, el elemento de competencia S-29, el único referido al dominio de las normas ortográficas.

Este elemento sólo puntúa en cinco de los veintitrés ejercicios de los que consta la prueba. Son éstos breves composiciones, en las que el alumno realiza el resumen de una audición, elabora un breve texto narrativo, o bien, expresa una opinión. Junto a la competencia ortográfica, en estos textos de reducida extensión (deben redactarse dentro de un recuadro del tamaño de una tarjeta postal), se valoran seis competencias más. Y es que si escaso es el peso de la ortografía en el número de ejercicios (5 de 23), en el de las puntuaciones resulta insignificante (5 de 59).

Al calificarse de forma separada las distintas competencias, un texto sembrado de faltas ortográficas podrá ser valorado positivamente por la correcta organización de la información (S-27), la precisión del vocabulario (S-30) o la limpieza del escrito (S-32)… Algo tan absurdo como si a un estudiante de cocina, al guisar un plato, se le quemara, pero evaluásemos positivamente el haberle dado el punto de sal.

Cada competencia se valora de 1 a 4 puntos. No existe el 0 para la Consejería, ni siquiera para calificar un ejercicio en blanco. De esos cuatro puntos, el alumno que cometa entre cinco y ocho errores ortográficos obtendrá 2 de los 4 puntos con los que se valora la competencia. Resulta increíble, pero así es: una breve composición en la que se sucedan hasta ocho errores ortográficos puede ser calificada, atendiendo sólo a la ortografía, con un suficiente.

Según la ORDEN de 28 de junio de 2006, por la que se regulan las pruebas de la evaluación de diagnóstico, la evaluación “tendrá un carácter formativo y orientador para los centros e informativo para las familias y para el conjunto de la comunidad educativa”. Cuesta creerlo. Más que formar y orientar a los centros, la Administración parece querer forzarlos a rebajar, una vez más, los niveles de exigencia en competencias básicas como la ortográfica. Más que informar a las familias, parece quererlas tener totalmente desinformadas, pues una calificación positiva en la prueba de diagnóstico puede esconder una absoluta falta de dominio de las normas ortográficas más esenciales.

Si la ortografía está siendo devaluada por quienes tienen la responsabilidad de promoverla y ampararla, ¿quién la defenderá?

(De nuestro compañero Paco García)

Anuncios

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: