Crisis Educativa

26 febrero, 2008

Escrito del IES Dolmen de Soto (Trigueros – Huelva)

Filed under: Entradas — JuanV @ 15:28

Profesores y profesoras del IES Dolmen de Soto de Trigueros (Huelva), ante el que consideramos inaceptable, vergonzante e insultante borrador del Programa de calidad y mejora de los rendimientos en los centros docentes públicos, deseamos manifestar nuestro absoluto rechazo por las siguientes razones:

  1. Da por sentado que somos los responsables del fracaso escolar. Nos culpabiliza por ello y, sin embargo, no se tratan otros factores que influyen en el proceso educativo, como los cambios en la sociedad, la excesiva burocratización, la inestabilidad de un sistema educativo que cambia cada año, el equipamiento de los centros, la ratio, las plantillas inestables y un largo etcétera. Ni siquiera se alude a la responsabilidad del propio alumnado y de las familias.

  2. Nos insulta, presuponiendo que no hacemos nuestro trabajo lo mejor que podemos y nos dejan y que, por unos euros más, sí vamos a hacerlo. Parece que nuestras autoridades educativas no supieran que en la mayoría de los casos los centros funcionan exclusivamente por el empeño y el buen hacer de sus profesores y directivos.

  3. Nos divide y nos enfrenta. Así, además de catedráticos y catedráticas, profesorado fijo e interino, sustitutos y sustitutas, habrá en los centros quienes firman (y cobran) frente quienes no firman (y no cobran). Estamos una vez más ante el divide y vencerás, que tan buenos resultados da.

  4. Crea un pésimo ambiente de trabajo en los centros, provocando enfrentamientos y presiones no deseados por nadie. Quienes no se acojan también influirán en los resultados globales del centro, por lo que se sentirán bajo presión y probablemente no actuarán como quieran.

  5. Nos degrada ante la opinión pública, haciendo pensar que quien acepte no hacía bien su trabajo y quien no acepte es que no quiere trabajar más. Con cualquiera de estas dos lecturas, la Consejería da una vuelta más de tuerca en la merma de la dignidad del profesorado ante la sociedad. Firmamos o no firmemos, todos y todas perdemos.

  6. Nos quita derechos. Se penalizan las bajas laborales, los permisos de maternidad y paternidad, de matrimonio. Discrimina a las mujeres, pues ¿qué pasaría a la que tuviera un embarazo difícil y necesitara largos períodos de baja? Discrimina a quienes estén enfermos, pues se pagaría teniendo en cuenta los días de trabajo efectivo en los centros. Estamos ante condiciones más propias del siglo XIX que del XXI, cuando quien enfermaba se quedaba sin cobrar.

  7. La aspiración de homologación con el resto de comunidades autónomas pasa a dormir el sueño de los justos. Seguimos siendo los peor pagados de España.

  8. Introduce en la escuela el concepto de productividad y mercadeo, equiparando el proceso educativo con una empresa privada. Valora en procentajes de aprobados y suspensos, en un análisis superficial y sesgado, realizado en buena parte por quienes trabajan lejos de nuestra cotidiana realidad del aula.

  9. Establece la desigualdad y la asimetría, pues parece pretender que haya centros optimizados y centros de segunda. Dependería, pues, del lugar donde el alumno o la alumna viviera que acudiera a un centro acogido o no al proyecto. Es decir, que tendría más o menos posiblidades de no fracasar (que no de aprender) en función de circunstacias ajenas al propio proceso educativo. Por otro lado ¿trataría igual la Consejería a un centro acogido y a uno cuyo claustro haya decidido no entrar por el aro? Cuando menos, lo dudamos.

  10. Asocia directamente dinero con número de aprobados, de amonestaciones, de partes o de problemas de disciplina. Parece tentar a falsear datos, bajar niveles y callar problemas a fin de poder cobrar unos euros más. Posiblemente ayude a bajar más aún los niveles en la escuela pública andaluza, aunque se mejoren resultados en PISA.

Por todo lo anterior, y sintiendo que se nos ha ofendido y humillado una vez más con este nefasto proyecto falto de todo sentido y lógica, los profesores y profesoras que firmamos más abajo, junto a miles de compañeros y compañeras de todos los rincones de Andalucía, rechazamos entrar en este sucio juego y caer en la trampa urdida por quienes suponíamos que velaban por nosotros, los y las enseñantes de la escuela pública andaluza.

Por nuestra dignidad y por nuestros derechos, por una calidad de verdad en la enseñanza.

 

En Trigueros, 19 de febrero de 2008.

Firmado por 41 docentes del IES Dolmen de Soto (más del 77% del claustro)

Anuncios

4 comentarios »

  1. Con claustros como vosotros tenemos garantizada la calidad de la enseñanza en Andalucía, un saludo

    Comentario por Carlos F. — 26 febrero, 2008 @ 23:42 | Responder

  2. El claustro del I.E.S. “Christine Picasso” de Málaga rechaza el borrador del Programa de Calidad y Mejora en los rendimientos escolares de los centros docentes públicos, de forma unánime.

    A primera vista, la máxima de que el profesorado que más se implique en un trabajo educativo de mayor calidad y eficacia merece un mayor salario, podría alcanzar el respaldo social, pero una vez que se estudia y conoce la realidad de la propuesta, se desvelan las numerosas trampas e injusticias que encierra. De forma insultante, se presupone que la generalidad del profesorado no hace bien su trabajo y se nos culpa del fracaso del sistema; se nos quiere “comprar” con incentivos económicos a cambio de ir cumpliendo una serie de objetivos que muchas veces son educativos sólo en apariencia, pues lo que buscan en realidad es silenciar los casos de conflictividad y maquillar los resultados estadísticos; se fomenta la competitividad en los centros y se acepta que el equipo directivo sea quien dictamine en los informes finales de cada curso qué miembros del claustro son los que desarrollan una labor positiva para el centro y cuáles no, además de tener que ser evaluados por el alumnado, los padres y madres y otros agentes externos; y finalmente, se consagra un modelo que renuncia a la equiparación salarial con otras comunidades autónomas (con diferencias de hasta 300 € entre el profesorado andaluz y el de otras CCAA) y asume la división salarial como base de las retribuciones docentes.

    Se estipula que el complemento de productividad se abonará sólo a quienes cumplan los requisitos (en otras palabras, sólo a quienes “pasen por el aro”), pero no se consolida en nómina, por lo cual es preferible el sistema anterior de homologación salarial, que sí haría consolidar en nómina las mejoras retributivas, que serían, además, percibidas por todos. A fin de cuentas, la subida propuesta queda reducida a la ridícula cantidad de 39,5 euros mensuales, y se hará efectiva con condiciones y no para todo el profesorado. Ante la pretensión de dividirnos, burocratizarnos y jerarquizarnos más aún, nos parece que sólo por dignidad y por la profesionalidad del cuerpo docente, hay que oponerse a estas medidas.

    Decimos NO al menosprecio que se hace a los docentes, al aumento del control de la administración a la labor del profesorado, al fomento descarado a la carrera docente en los centros, y al señuelo de los famosos 7.000 € que no son una verdadera subida de sueldo.
    Diríamos SÍ a un mayor reconocimiento social del profesorado, a la formación inicial de calidad, a una verdadera mejora en las condiciones de trabajo (disminución de la ratio, más apoyo con recursos humanos, mejores equipamientos, mayor financiación para los proyectos educativos, etc), a un verdadero impulso para alcanzar unos mayores niveles de autonomía y democratización en los centros, y a un modelo retributivo que realmente persiga un sueldo justo, equiparado al resto de comunidades.

    En este sentido, animamos a los compañeros y compañeras de otros centros educativos de Andalucía a que también se opongan al referido Programa de Calidad, recordándoles que está en juego nuestra dignidad a cambio de falsear los datos de los 17 indicadores y de aceptar como retribución los dudosos incentivos económicos.

    Comentario por Fuente: foro ccoo — 27 febrero, 2008 @ 14:34 | Responder

  3. Gracias a todos, no esperaba menos de mis colegas docentes.La semana que viene nos pronunciamos en el IES San José de Cortegana y espero poder colgar nuestra negativa a este atropello-soborno.

    Comentario por Clara — 6 marzo, 2008 @ 12:19 | Responder

  4. Vaya por delante mi defensa de la Educación Pública , mi apoyo a la Logse en cuanto a principios en los que se sustenta y mi plena convicción del poder de la Educación como medio de compensar desigualdades sociales.

    En primer lugar, pienso que este Programa de Calidad y Mejora de los Rendimientos se presenta, al igual que otras propuestas, sin que la Administración Educativa haya recibido una información, una respuesta organizada, coherente y solidaria por parte del profesorado en general, de tod@s l@s que a pie de obra nos enfrentamos a diario con los problemas de la Educación.

    Vengo percibiendo esta realidad desde hace tiempo, pero con más intensidad desde que se aplican las Pruebas de Diagnóstico. No estoy en contra de que se apliquen estas pruebas, nada más lejos de la realidad, la evaluación a estos niveles la considero absolutamente necesaria. Pero, cuando se realiza la evaluación se intenta poner solución a los problemas como si éstos se generasen única y exclusivamente en la escuela, como si los alumnos no aprendieran porque la metodología o los recursos no fueran los adecuados. Ni siquiera se mencionan otras causas, empezando por la propia familia y continuando con el consumo, la publicidad, las costumbres, los medios de comunicación, los valores…………..

    No sé si mi análisis de la realidad está condicionada por los años que llevo trabajando en Educación Compensatoria, puede que algo tenga que ver, pero aquí también puedo aplicar el argumento anterior. Pienso que en la actualidad disponemos de recursos, tanto materiales como humanos :Proyecto de Educación Compensatoria; Centro Tic; Plan de Apertura de Centros; Programa de alumno Ayudante; Programa de Formación de Padres y Madres; Programa Escuela Espacio de Paz en coordinación con toda la Zona Sur ; Formación Continua del Profesorado; Coordinación de todo el funcionamiento de Centro ; Grupo de trabajo de elaboración del Plan de Convivencia; Punto de Mediación Escolar y un largo etc…….. ¿ No deberíamos plantearnos que algo más que la propia Institución Educativa está fallando ? ¿ Tan difícil es ?

    Me escandaliza presenciar a diario como se invierte tanto esfuerzo, medios y recursos públicos para que sean sistemáticamente rechazados, despreciados y despilfarrados por parte de un sector importante del alumnado y sus familias, que no valoran la función y el sentido de la Institución Educativa.

    Aunque resulte poco creíble, es totalmente cierto que es prácticamente imposible dar clases en algunos grupos de Secundaria Obligatoria y tengo entendido que pasa también en la Educación Postsecundaria, aunque en menor proporción. Resulta que se ha impuesto un tipo de relaciones en estos grupos donde para sobrevivir es de obligado cumplimiento por parte del profesorado permitir determinadas conductas para evitar enfrentamientos y problemas que podrían ser considerados como de falta de profesionalidad.

    Pienso que es éste un problema que no está siendo analizado en su justa medida dada las repercusiones que plantea.

    Con motivo de la elaboración del Plan de Convivencia, hemos realizado un balance de las intervenciones realizadas en materia de mejora del rendimiento y la convivencia ; hemos analizado la situación actual y planteamos una serie de actuaciones de cara al futuro. Pues bien, tengo la sensación de estar en una noria y dar vueltas y vueltas ; partir siempre de cero, como si nada se hubiera hecho anteriormente. Las diferencias están en que ahora nos enfrentamos a problemas mayores de toda índole y los medios, que no son pocos, no impiden que sigan generándose.

    Veamos el tema de los contenidos. No es una sensación personal, es una realidad: los alumnos saben cada vez menos. Ni siquiera alcanzan los niveles de 6º de Primaria en 2º de Secundaria, otros ni 4º de Primaria y de otros podríamos afirmar que apenas saben leer, escribir. El problema no está en que tengan dificultades de aprendizaje, bien que aprenden otras cosas, el problema es que no quieren aprender. Para que se produzca el acto del aprendizaje debe haber un acto de voluntad por parte del alumnado.

    Por otro lado, bien es conocido por parte de tod@s que se valora muy poco la cultura como instrumento de superación personal, como medio para ser mejor persona y transformar la realidad injusta e insolidaria en la que vivimos. Me escandaliza las masas de analfabetos. Me escandaliza que el interés que manifiesta mi alumnado ante los ordenadores sea la violencia, el sexo o simplemente el juego.

    Con esos mimbres ¿ qué cestas podemos tejer ?

    Visto desde fuera, nadie puede cuestionar la función de la escuela, hay valores sobre los que no se puede discutir, pero ¿ somos capaces de analizar pormenorizadamente toda la problemática que nos afecta ? ¿ Analizamos nuestra forma de proceder ante la realidad actual ? ¿ Pensamos en las consecuencias de los mensajes contradictorios que damos al alumnado ?

    Sin entrar en la valoración de los diversos estilos docentes, creo que deberíamos reflexionar sobre las situaciones cada vez más frecuentes de acoso, derribo y linchamiento hacia determinados profesores o profesoras porque sencillamente han intentado cumplir con su deber de enseñar. Ante estos hechos yo creo que no respondemos de forma cohesionada y solidaria. Simplemente, nos pone en alerta e intentamos no padecer el mismo problema. Es comprensible desde el punto de vista humano; profesionalmente no tiene justificación. Las consecuencias son fáciles de deducir : el sistema se mantiene con los problemas silenciados. Creo que ha habido una forma de autorregulación para que la problemática no salga al exterior de forma escandalosa. Cuando se han dado casos de violencia escolar física, se responde tratando el problema como hechos aislados. Pero cuando no hay lesiones físicas no merece la pena tratarlos, el daño no es visible. Pues estoy presenciando como la violencia aparece de forma encubierta, sofisticada, refinada. En definitiva, más difícil de demostrar. Queda entonces en entredicho el estilo docente. Sólo con una respuesta organizada podría enfocarse una solución.

    Pienso que en la medida en que se dan discrepancias en determinados aspectos en los que no cabe la discusión, estaremos creando un modelo en el que enviamos mensajes contradictorios al alumnado y familias. Creo que todos entendemos lo que significa respeto, falta de respeto, dignidad, derechos, deberes…………

    En ese orden de cosas, ¿ tú crees que le llegan noticias a la Administración Educativa de la realidad en el interior de las aulas, sobre todo de ESO?¿ Por qué los Sindicatos han dado el visto bueno al Programa de Calidad ?¿ De qué forma se evaluará el Proyecto ?
    Si en la actualidad se silencian los problemas y no se le da el tratamiento adecuado, cuándo se valore el Proyecto es de lógica que toda esta problemática saldrá a la luz menos aún.

    Por mi parte, dadas las circunstancias , estoy en un momento de reflexión, de análisis de la realidad y de toma de decisiones. Espero encontrar algunas claves .

    Besos y felicitaciones a tus compañer@s por ese acto de unidad.

    Comentario por Manuela , Jerez de la fra — 19 abril, 2008 @ 20:12 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: