Crisis Educativa

22 octubre, 2008

Huelga general de estudiantes

Filed under: Entradas — JuanV @ 20:15

Hoy ha sido un día de huelga para estudiantes universitarios y alumnos de bachillerato en muchos centros de todas las Comunidades Autónomas. Se pide a la desesperada la retirada del Plan Bolonia, en defensa de la enseñanza pública y contra los planes encubiertos de privatización de la educación en nuestro país. Hay convocada otra jornada de huelga para el 13 de noviembre. Desde esta página apoyamos esta iniciativa y nos sumamos a sus reivindicaciones.

Por otra parte, hoy había convocada una concentración a las puertas de la Delegación de Educación en Huelva contra el Plan de “Calidad”. Desde Crisis Educativa nos gustaría manifestar nuestro total e incondicional apoyo a cualquier medida contra dicho Plan. Tal vez en vista de un menor número de manifestantes, tanto en esta ocasión como el día en Sevilla, pudiera desprenderse que los profesores estamos flojeando y que acabaremos “firmando” el dichoso Plan. Nada más lejos de la realidad; aunque nos cueste movilizarnos, aunque muchos de nosotros no asistamos a estas concentraciones y manifestaciones no dejamos de tener claras nuestras ideas y no dejaremos de pensar que nos asiste la razón a la hora de denunciar el Plan de Calidad de la Junta de Andalucía como una barbaridad. Y así lo demostraremos pronto volviendo a votar NO en los próximos Claustros extraordinarios convocados a ese respecto.

Ánimo a todos.

Anuncios

14 octubre, 2008

La LOgsE: mantenella y no enmendalla

Filed under: Entradas — JuanV @ 21:18

Todavía hay quien se resiste a admitir que la LOgsE ( me refiero a la LOGSE, LOCE y LOE) y sus consecuencias ha sido y sigue siendo uno de los mayores desastres que ha conocido el mundo de la educación en España. Suelen ser profesores universitarios, que por suerte para ellos hace décadas que no pisan un instituto, no digamos una escuela, o políticos que se limitan a seguir la correspondiente consigna de partido sin darle mayor importancia. También es cierto que hay, y es lo que más sorprende, maestros y profesores de a pie, cuyas posturas son las más incomprensibles puesto que éstos han visto y ven día a día el deterioro que sufre nuestro sistema educativo; su postura recuerda lo de “mantenella y no enmendalla”.

Últimamente algunos intelectuales, escritores, profesores universitarios y no universitarios, gente del mundo de la cultura, etc., están escribiendo para mostrar a través de artículos de opinión en periódicos y revistas lo que ha ocurrido con la enseñanza en nuestro país, resaltando las incongruencias, el absurdo, cuando no las barbaridades más evidentes y defendiendo lo que en resumidas cuentas no debería ser otra cosa que la aplicación del sentido común al mundo de la educación. Y también los hay que se quejan de esa reacción, contra la que presentan todos los datos que dicen faltarle a aquella para intentar defender lo indefendible y demostrar lo indemostrable. Veamos algunos de esos datos.

Se pregunta, contra los indignados ante el panorama actual de la educación que cuándo estuvo mejor nuestro sistema educativo que ahora, argumentando que antes, pongamos los años 70, sólo unos privilegiados seguían estudiando hasta los 14 años, el 80% poco más o menos, mientras que ahora lo hace el 100% y hasta los 16. Bueno, en primer lugar si se habla de un 80% no se ve que eso sea un porcentaje de élite ni mucho menos. Pero admitamos que el 100% es mejor. Aun así habrá que distinguir lo que es estudiar de lo que simplemente es estar matriculado porque no hay más remedio. Un buen número de ese 100% de alumnos entre los 13 y los 16 años desearía estar aprendiendo un oficio para poder enfrentar en mejores condiciones su entrada al mundo laboral y no los dejan, mientras se dedican a no hacer nada y a perjudicar a sus compañeros de clase que podrían estar aprovechando mejor su tiempo. En cuanto a que fueran privilegiados los que seguían estudiando es sencillamente falso: puede que lo fueran los universitarios de aquella época, pero hacer el Bachillerato o FP no resultaba especialmente caro ni tenía un precio prohibitivo. En la inmensa mayoría de los casos, no hacía Bachillerato quien no quería, como no hacía FP quien no le daba la gana, entre otras razones porque preferían aceptar un empleo que les permitía ganar el primer sueldo y empezar a manejar cierta cantidad de dinero que los que seguían estudiando no podrían ver hasta pasados muchos años. En los años 70 la escolarización obligatoria duraba 8 años y la tasa de fracaso escolar se dice que era aproximadamente del 35%, en la actualidad la escolarización es de 10 años y la tasa de fracaso ronda el 30%. Eso es lo que se ha avanzado y han pasado más de 30 años. (more…)

10 octubre, 2008

Artículo de Elvira Lindo

Filed under: Entradas — JuanV @ 17:10

Presentamos íntegro a continuación un artículo de Elvira Lindo publicado en El País del pasado 8 de octubre:

Eso, Eso

Pisar las aulas, de vez en cuando hay que pisar las aulas de un instituto. Sentir el esfuerzo que ha de poner todos los días un profesor para enfrentarse a la muchachada. Notar cómo ellos, los alumnos, pueden derrochar una energía que les sobra y cómo el adulto la va perdiendo por el mero contacto con ese pelotón revoltoso, inclemente, que pone a prueba la resistencia del profesor. Hay que tener vocación para eso. Lo dicen los buenos profesores. Estos, por ejemplo, que me han recibido en el instituto Albero de Alcalá de Guadaíra. Yo pregunto y pregunto, porque creo que esto es el mundo real, fuera de tertulias y columnas, aquí es donde ese 31% que abandona las aulas sin terminar la ESO tiene nombres y caras concretos, aquí es donde se sabe el que se queda para estudiar o para incordiar. Los profesores son algo escépticos ante lo que dicen las autoridades educativas y, sin embargo, tienen que ser optimistas a la hora de hacer su trabajo, viven sometidos a un optimismo forzoso. Saben que el bachillerato ya no es lo que era; que la democratización de la enseñanza secundaria ha traído consigo, paradójicamente, una desigualdad social que aún no se sabe abordar; han sufrido el descoloque que supuso el desembarco de niños tan chicos en los institutos; han visto cómo la clase media ha optado de nuevo por la privada; son conscientes de que el problema no es sólo ese altísimo tanto por ciento que abandona la ESO, sino que muchos la terminan escasamente preparados. No son derrotistas, como dirían las autoridades educativas, que suelen enfurruñarse cuando se critica el sistema; su trabajo no se lo permite. Algún día, dicen, la prensa sabrá que aquí es donde se decide el futuro del país y nos colocará en primera página, al lado de los especuladores financieros. De momento, yo les dejo este rincón, en la última.

Elvira Lindo

¡Vaya ESO! Carta al director de Santiago Martínez Garrido comentando este artículo.

Página siguiente »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: