Crisis Educativa

14 octubre, 2008

La LOgsE: mantenella y no enmendalla

Filed under: Entradas — JuanV @ 21:18

Todavía hay quien se resiste a admitir que la LOgsE ( me refiero a la LOGSE, LOCE y LOE) y sus consecuencias ha sido y sigue siendo uno de los mayores desastres que ha conocido el mundo de la educación en España. Suelen ser profesores universitarios, que por suerte para ellos hace décadas que no pisan un instituto, no digamos una escuela, o políticos que se limitan a seguir la correspondiente consigna de partido sin darle mayor importancia. También es cierto que hay, y es lo que más sorprende, maestros y profesores de a pie, cuyas posturas son las más incomprensibles puesto que éstos han visto y ven día a día el deterioro que sufre nuestro sistema educativo; su postura recuerda lo de “mantenella y no enmendalla”.

Últimamente algunos intelectuales, escritores, profesores universitarios y no universitarios, gente del mundo de la cultura, etc., están escribiendo para mostrar a través de artículos de opinión en periódicos y revistas lo que ha ocurrido con la enseñanza en nuestro país, resaltando las incongruencias, el absurdo, cuando no las barbaridades más evidentes y defendiendo lo que en resumidas cuentas no debería ser otra cosa que la aplicación del sentido común al mundo de la educación. Y también los hay que se quejan de esa reacción, contra la que presentan todos los datos que dicen faltarle a aquella para intentar defender lo indefendible y demostrar lo indemostrable. Veamos algunos de esos datos.

Se pregunta, contra los indignados ante el panorama actual de la educación que cuándo estuvo mejor nuestro sistema educativo que ahora, argumentando que antes, pongamos los años 70, sólo unos privilegiados seguían estudiando hasta los 14 años, el 80% poco más o menos, mientras que ahora lo hace el 100% y hasta los 16. Bueno, en primer lugar si se habla de un 80% no se ve que eso sea un porcentaje de élite ni mucho menos. Pero admitamos que el 100% es mejor. Aun así habrá que distinguir lo que es estudiar de lo que simplemente es estar matriculado porque no hay más remedio. Un buen número de ese 100% de alumnos entre los 13 y los 16 años desearía estar aprendiendo un oficio para poder enfrentar en mejores condiciones su entrada al mundo laboral y no los dejan, mientras se dedican a no hacer nada y a perjudicar a sus compañeros de clase que podrían estar aprovechando mejor su tiempo. En cuanto a que fueran privilegiados los que seguían estudiando es sencillamente falso: puede que lo fueran los universitarios de aquella época, pero hacer el Bachillerato o FP no resultaba especialmente caro ni tenía un precio prohibitivo. En la inmensa mayoría de los casos, no hacía Bachillerato quien no quería, como no hacía FP quien no le daba la gana, entre otras razones porque preferían aceptar un empleo que les permitía ganar el primer sueldo y empezar a manejar cierta cantidad de dinero que los que seguían estudiando no podrían ver hasta pasados muchos años. En los años 70 la escolarización obligatoria duraba 8 años y la tasa de fracaso escolar se dice que era aproximadamente del 35%, en la actualidad la escolarización es de 10 años y la tasa de fracaso ronda el 30%. Eso es lo que se ha avanzado y han pasado más de 30 años.

Con esos datos ¿puede haber alguien que se pueda sentir satisfecho con los objetivos logrados por la LOgsE? ¿Es razón suficiente el 100% de alumnos entre 6 y 16 años escolarizados para considerar mejor este sistema? Cuando se argumenta que en la época de la EGB, el Bachillerato y la antigua Formación Profesional el sistema educativo estaba mejor se responde que se olvida en el análisis a los no escolarizados, con lo que se da por terminada la discusión presuponiendo que el argumento del 100% de alumnos escolarizados en la actualidad es algo irrefutable, sin importar que alrededor del 30% de los alumnos no haga nada ni logre obtener la titulación. Pero muchos de los que no estaban matriculados ni en Bachillerato ni en FP no era porque el sistema los expulsara, sino porque no querían. Además, ¿por qué plantear la disyuntiva entre estar escolarizado en algo como la actual ESO o estar en la calle? ¿No hay otra posibilidad? ¿Por qué no se puede hablar de lo que podría haber sido otro posible desarrollo de la reforma educativa? De hecho una de las motivaciones iniciales de la Reforma fue la mejora de la Formación Profesional. ¿Por qué no se pudo considerar la posibilidad de mejorar la FP sin cargarse el bachillerato como se hizo?

Se demoniza la palabra “itinerario” de forma que sólo nombrarla provoca rechazo sin entrar en más consideraciones. Dicen que son discriminatorios, que van contra la equidad y la igualdad en la educación, pero las mismas personas que mantienen ese criterio para los itinerarios lo olvidan cuando se trata de los planes de bilingüismo, por ejemplo, que crean un grupo de alumnos realmente privilegiados, que reciben más medios, más atención, más recursos humanos que sus compañeros del mismo nivel y dentro del mismo centro. Como también se olvida todo lo referente a la equidad y la igualdad en educación cuando se lleva al extremo la defensa de la autonomía de los centros y la división y clasificación que ésta provoca: centros de primera, segunda y más categorías. O cuando se “respeta” al máximo la autoridad de las distintas Comunidades Autónomas en materia de educación olvidando que la igualdad de oportunidades conseguida para todas las clases sociales por el sistema educativo se va al garete cuando se considera las diferencias de todo tipo que provoca haber nacido en un territorio o en otro.

Estamos de acuerdo en que la mayor parte de los problemas del mundo de la educación tienen su explicación fuera de los centros educativos. Pero precisamente por esa razón no tiene demasiado sentido la insistencia de los pedagogos, psicólogos y otros expertos siempre en lo mismo sin llegar a colocar encima de la mesa planteamientos que puedan verdaderamente suponer algún cambio real en las escuelas e institutos. Hablamos de asuntos sociales: mejorar las condiciones de trabajo, impedir los empleos basura, los sueldos mileuristas, la exacerbada flexibilidad laboral que permite unas condiciones de despido insoportables para los trabajadores; hablamos de potenciar la verdadera igualdad de salarios para el mismo trabajo entre hombres y mujeres y las mismas oportunidades de promoción; de un mayor reparto de la riqueza evitando la inmoral concentración de capital mientras cada vez más gente tiene que luchar contra la pobreza y sus consecuencias. Todos estos factores afectan directamente a los padres de nuestros alumnos, y por tanto indirectamente a ellos. Hablamos de una escuela inmersa en una sociedad más justa, más igualitaria, más equitativa, más democrática, por cierto, aunque no se discuta en asamblea con los alumnos lo que toca ver esa semana en cada asignatura. Para intentar lograr estos objetivos hace falta tomar conciencia de los problemas, hace falta saber de dónde se viene, en qué clase de sociedad se está y a dónde vamos. Para ello hace falta estudiar, hacen falta los conocimientos que tanto se empeñan en despreciar los pedagogos de la LogsE; hace falta leer. Y estudiar y leer y estar informado y preparado para que no te engañen, para ser un ciudadano crítico, libre y responsable exige esfuerzo, mucho esfuerzo durante años; ese mismo esfuerzo que los pedagogos y expertos en educación llevan tanto tiempo minusvalorando y despreciando a favor del juego y del entretenimiento, con lo que se consigue únicamente infantilizar y adormecer las conciencias para convertir a los alumnos en consumidores acríticos incapaces de pensar por sí mismos.

No, la LOGSE no fue una buena ley a la que sólo faltó la adecuada financiación, como dicen algunos. La LOGSE tiene planteamientos sencillamente aberrantes, que son los responsables en gran medida de lo que ocurre hoy día en nuestras escuelas e institutos. Por supuesto que influye el ambiente de la sociedad en general, y no digamos la televisión y los otros medios de comunicación. Pero si la ley general que regula el sistema educativo sabe mantener en firme unos criterios correctos que sean la base de posteiores desarrollos de normativas, disposiciones, etc., en una misma línea de corrección y de sentido común la influencia de los medios de comunicación habría podido verse contrarrestada, al menos en parte.

En cuanto a lo positivo que se puede destacar de las actuales generaciones de alumnos hay quien dice que ahora están más preparados para trabajar en equipo y en las tecnologías de la información y la comunicación. La cuestión es si esos dos elementos son suficientes para sentirse satisfechos con la educación de hoy en día y si merece la pena para conseguirlos perder todos los demás: mayor formación, comportamiento cívico, mayor responsabilidad, mayor autonomía, mayor capacidad de trabajo, capacidad de esfuerzo y sacrificio para conseguir unos objetivos, capacidad crítica, mayor compromiso social o político, y mil y un detalles más. Y por lo que respecta a los profesores, no se trata de que les resulte especialmente difícil adaptarse a las demandas de las nuevas generaciones, como mantienen algunos. No, lo que sucede es que no encuentran el apoyo necesario para realizar su trabajo en condiciones normales ni en la administración educativa, ni en las familias de los alumnos (a salvo queden las benditas excepciones), ni en la propia ley y demás normativa que regula todo. Dicen que no es bueno que reine el pesimismo en la profesión docente, que para enseñar a los jóvenes, para estar en contacto con las nuevas generaciones, es fundamental mantener cierto grado de optimismo, vitalidad, energía y ganas. Y depués nombran la palabra “vocación”. Pues bien, todo ese bagaje de energía positiva forma parte de la mayoría de los profesores cuando empiezan a trabajar. Y a nadie duele más que a ellos mismos el proceso que les lleva a la pérdida de esa fe. Vocación tenemos todos, pero de profesores, no de policías; de enseñantes, no de guardias de seguridad; de docentes, no de asistentes sociales. Vocación para enseñar, pero al que quiera aprender.

Anuncios

7 comentarios »

  1. Todo es cierto y no está agotado el argumentario sobre las deficiencias y debilidad del sistema educativo. Pero cuando observo y oigo a nuestros líderes políticos enzarzados en la defensa o ataque de una sola materia, la EpC, que se imparte en horario mínimo y sólo en determinados cursos, creo que el pensamiento general ha entrado en una vía de la que no le es posible escapar: la memez generalizada.

    Comentario por Francisco — 15 octubre, 2008 @ 09:02 | Responder

  2. Magnífico escrito y magnífico razonamiento.

    Ahora bien: ¿qué es exactamente lo que procede hacer? ¿Cuáles son las reformas concretas que hay que pedirle a los dos partidos principales que hay en España?

    Yo creo que con la base argumental que aquí se expresa el lógico paso subsiguiente es exponer un listado de propuestas con pelos y señales. Si no es así, seguiremos sumergidos en la fase de “denuncia”. Es lo que pasó con el magnífico libro de Ricardo Moreno (“Panfleto Antipedagógico”): debió acabar con un cuadro de propuestas concretas que Ricardo estaba y está perfectamente capacitado para hacer. Pero no las hizo.

    Pronto se presentará un nuevo sindicato docente de ámbito nacional (SPES). En él estarán integrados varios sindicatos regionales preexistentes, APIA entre ellos.
    Tengo una enorme curiosidad por conocer su programa aunque, a estas alturas de la película, sospecho que me espera UNA ENORME DECEPCIÓN. Ojalá me equivoque.

    Saludos a todos.

    Comentario por Emilio de Fez — 15 octubre, 2008 @ 16:30 | Responder

  3. Buen análisis.
    La logse fue un gran plan; la forma más barata de atender al alumnado con su justificación (la segregación y demás pajas mentales) bien vendida de antemano. Se lo trago toda la sociedad, y todavía existen muchos imbéciles que creen en sus principios como una cuestión de fe. El que replicase estaba maldito. Los colegas colocados y los hijos del vecino sacrificados.
    De hecho nada cambia aunque intenten cubrir su nombre, y todos seguimos llamándole igual, LOGSE, con esa G que tanto angustia pronunciar.
    Yo solo puedo pensar mal. No creo que se equivocasen… sabían lo que hacían.

    Comentario por Mateo — 16 octubre, 2008 @ 21:02 | Responder

  4. El tiempo pondrá cada cosa en su sitio. Lástima que para entonces se habrá hecho mucho daño a muchos chicos, y por lo tanto a este país.

    Comentario por dolo — 17 octubre, 2008 @ 18:32 | Responder

  5. El tiempo va colocando cada cosa en su sitio:

    1.- Los centros privados-privados amplían, curso tras curso, su capacidad de admisión de alumnos desde la educación infantil hasta el bachillerato.Más allá de cumplir el esquema general diseñado en las leyes, sus posibilidades de actuación en el establecimiento de idearios, curricula, admisión de alumnos, sistemas de selección, jornada escolar, actividades de recuperación o refuerzo,horarios, contratación y despido de profesorado, etc., son totales. Pese a lo abultado de su coste para los padres, cada día son más demandados y hasta se necesita recomendación para conseguir plaza en ellos.No tienen problemas de disciplina serios, los alumnos conflictivos son dados de baja sin más trámite.

    2.- Los centros privados concertados, en teoría equiparables a los públicos, disponen de instrumentos eficaces para ofrecer unos niveles de calidad superiores: confesionalidad o idearios propios de obligada aceptación, presencia permanente como actores y como observadores de las entidades titulares del centro en el quehacer diario, propuestas de nombramiento de sus directivos y subordinación directa y visible a las directrices recibidas, ubicación en localidades y zonas residenciales determinadas, prestigio tradicional, referentes generacionales de abuelos-padres-hijos-nietos, autoselección y en ocasiones selección encubierta del alumnado,estricto cumplimiento de jornadas, horarios y calendarios escolares sumamente valorados por los padres , ausencia mayoritaria entre los padres de críticas públicas o quejas sobre su funcionamiento y rendimientos.Las pocas que llegan a los medios de comunicación suelen deberse al hecho, así manifestado, de no haber sido admitidos. Su silencio sobre el sistema educativo es bien elocuente: ni alabanzas, ni críticas.

    3.-Centros públicos, o sea, los nuestros …

    Comentario por Francisco — 18 octubre, 2008 @ 08:58 | Responder

  6. ¿Como vamos a mantener el optimismo cuando ves como se va deteriorando cada día más la educación pública y que los gobernantes no escuchan ni quieren poner remedio a esta situación?.

    A propósito de las tecnologías de la información y la comunicación. La ultima medida de la Consejería de educación de Castilla – La Mancha ha sido dotar (sin que nadie se lo haya pedido) de un ordenador portátil personal a cada uno de los 38.OOO profesores que tiene esta comunidad, comprados en el Corte Ingles, con un coste total de 20 millones de €, ¡Y eso que estamos en crisis! ¿Os imagináis que comisión tan sustanciosa se ha llevado el vendedor? (rumores dicen que es un familiar o amigo de un alto cargo de educación).

    Mientras se están repartiendo los ordenadores por los centros, a bombo y platillo con la presencia de los Delegados y Delegadas provinciales (que en esta comunidad son fieles seguidores de la Ministra de igualdad), los profesores estamos sufriendo unas ratios demenciales, una crispación cada vez mayor porque se están vulnerando derechos y nos obligan a hacer sustituciones en horas complementarias, no mandan profesorado suficiente para cubrir las necesidades de los centros y un largo etc.

    No es que seamos pesimistas, es que la realidad anula todas nuestras expectativas de cambio educativo y acaba con la vocación del más vocacional de los profesores.

    Saludos a todos

    Comentario por ENAT — 18 octubre, 2008 @ 14:46 | Responder

  7. Solo una puntualización:

    La Linea de la Concepción (I.E.S. Antonio Machado), año dos mil y poco, de una clase de treinta alumnos asisten solo dos durante todo el curso (de manera irregular) ¿Escolarización del 100% con la LOGSE? ¡Y una polla como una olla!

    Comentario por x — 14 marzo, 2009 @ 13:04 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: