Crisis Educativa

27 junio, 2008

Sobre “El lenguaje y el mundo”

Filed under: Postmodernidad y Constructivismo — JuanV @ 16:30

La oportunidad de colgar en nuestra página un artículo como El lenguaje y el mundo. Consideraciones en torno al relativismo, responde a una serie de concatenaciones de pensamiento no muy fácil de explicar. En principio, como podemos ver por el subtítulo del artículo, el contenido está relacionado con la corriente de pensamiento del relativismo (todo sistema de pensamiento que afirma que no existen verdades universalmente válidas, ya que toda afirmación depende de condiciones o contextos de la persona o grupo que la afirma, según la Wikipedia). El relativismo, así entendido, está a su vez relacionado con el pensamiento postmoderno y con el constructivismo, entrando así en contacto directo con el mundo de la educación, que como sabemos está actualmente tan condicionado y dominado por ambas corrientes.

Por supuesto lo primero con lo que hay que contar, y esa es otra de la dificultades para tratar el tema, es que ni una ni otra corriente de pensamiento es homogenea o unitaria, por lo que se hace necesario puntualizar a qué nos estamos refiriendo cada vez que se las nombra. En cualquier caso, algo común tanto al constructivismo como al pensamiento postmoderno es la crítica a la idea de verdad o realidad, que se acaba reduciendo a lo subjetivo (bien sea refiriéndose al individuo o a la colectividad por medio de la cultura), o a lo puramente textual (argumentando que no hay nada fuera del texto).

El artículo enlaza con estas ideas directamente al plantear que el pensamiento actual no sólo estaría caracterizado por “la preponderancia del lenguaje sobre el mundo”, sino que la propia realidad de ese mundo depende de los “juegos de lenguaje”.

No resulta demasiado difícil ver el peligro que supone la aplicación de estas ideas a la enseñanza, como de hecho se hace y se etá haciendo cada día: si se pone en entredicho la realidad, entonces ¿por qué estudiar? Si no existe la verdad, los hechos, porque éstos dependen del texto que los “crea”, entonces basta con “producir” otro texto y automáticamente se habrá “creado” otra realidad igualmente verdadera o cierta (léase las tergiversaciones nacionalistas a la orden del día). Es fácil llegar así, como parece empeñada la adminstración educativa con la LOE y su desarrollo, a cuestionar la importancia de los contenidos a favor de ideas como la de los “ámbitos”, las “competencias”, la de “aprender a aprender”, etc. Se entiende entonces la debacle de los estudios universitarios a la que estamos asistiendo mediante la extensión del proceso de infantilización antes llevado a cabo en enseñanza primaria y luego en secundaria. Se comprende que el profesorado carezca de autoridad para algunos si se menosprecia el conocimiento, precisamente la primera fuente de autoridad del maestro. Y suma y sigue. . .

Anuncios

12 enero, 2008

Educación, Constructivismo y postmodernidad

Filed under: Postmodernidad y Constructivismo — JuanV @ 10:44

En el artículo Educación, constructivismo y postmodernidad sus autores, Sara Figueras y Luís Botella, de la Facultad de Psicología y Ciencias de la Educación de Blanquerna (Barcelona), exponen que el constructivismo ha pasado por dos épocas: un primer momento que se basa en la epistemología genética de Piaget, está centrado en el lema “aprender a aprender” y donde, como recomendación pedagógica a nivel práctico, se recomienda que el profesor pase a ser un mero guía de los estudiantes, que son los que tienen que construir su propio aprendizaje; y una segunda época en la que se hace énfasis en retomar los principios originales de la “revolución cognitiva”, esto es en la construcción del significado, se tienen en cuenta las aportaciones de Vygotsky y el culturalismo pasa a ser un factor central, conectando así el constructivismo con las ideas de la postmodernidad. Después pasan a hacer un breve repaso de las ideas, conceptos y problemática de la postmodernidad para terminar a modo de conclusión recomendando que “debemos construir espacios que nos permitan reflexionar sobre las posibilidades que ofrece la metateoría constructivista” (por cierto, ¿no constituye uno de los pilares básicos de la condición postmoderna el descreimiento de cualesquiera tipos de metateorías o grandes relatos?). En esta segunda época de la evolución del constructivismo, que sería en la que nos encontramos actualmente, resulta más difícil sacar “recetas” pedagógicas prácticas, como admiten los autores del artículo, y terminan diciendo que “hemos de construir un modelo educativo que nos sorprenda por su sencillez y su coherencia epistemológica”, sea lo que fuera que eso signifique (y ¿por qué ha de sorprender un sistema educativo por su sencillez? ¿Cómo se defiende la coherencia epistemológica si se apuesta por los valores postmodernos de la diversidad, la fragmentación, la diferencia, y la pluralidad?). En cualquier caso, ¿cómo se construye un sistema educativo así?

Resulta curioso también que se hable de los profesores como guías de los estudiantes, de aprender a aprender, de la importancia de los procedimientos y de las actitudes por encima incluso de los contenidos todo ello como característico de la primera etapa del constructivismo cuando precisamente se oyen esas mismas ideas dentro de la corriente que han venido a llamar pedagogía radical o crítica [1] y que se pretende presentar como solución y superación de última hora de la debacle postmoderna (entonces ¿es que la pedagogía crítica se ha quedado anclada en la primera etapa de la evolución del constructivismo?).

Se agradece, de todas formas, la labor de difusión de información y de síntesis de artículos como éste. Desde aquí damos las gracias a sus autores.

[1]Ver las aportaciones de autores como Apple, Giroux, Aronowitz, Willis, Ladson-Billings, Griffiths, Hargreaves, Berstein, McLaren, Pérez Gómez, Gimeno Sacristán, Flecha, Ayuste, Torres Santomé, Bolívar Botia, entre otros.

Educación actual: postmodernidad y constructivismo

Filed under: Postmodernidad y Constructivismo — JuanV @ 10:34

Es frecuente entre los profesionales de la enseñanza quejarnos del ambiente en los centros, del sistema educativo o de cómo está la situación en general. Decimos, por ejemplo, que a los profesores nos han despojado de la autoridad en clase, que no se le está dando importancia a los contenidos (de ahí que se considere “normal” promocionar o titular con dos o tres asignaturas suspensas) o que los institutos se están convirtiendo en poco menos que guarderías o centros de asistencia social. Pero todavía nos resistimos a pensar que todo ello responda a un plan perfectamente planificado con su estrategia, sus objetivos y sus medios para alcanzarlos. Es de ingenuos, sin embargo, creer que las medidas que se vienen tomando desde la implantación de la LOGSE responden a la casualidad y han sido decididas de forma independiente y sin conexión unas con otras. Hay mucha bibliografía ya para ayudar a abrir los ojos de una vez a quienes quieran abrirlos, claro.

Con la intención de contribuir en la medida de lo posible a que más profesores (y padres de familia y cuantas personas se sientan preocupadas por la educación en este país) descubran lo que está ocurriendo en el mundo de la educación, lo que se proponen conseguir (ver especialmente en este sentido La escuela de la ignorancia, de Jean-Claude Michéa) y lo que están consiguiendo poco a poco. Con la intención, en cualquier caso, de abrir un debate ante la situación de nuestro sistema educativo actual,vamos a crear un nuevo apartado en esta página web dedicado a la crítica del constructivismo y de la postmodernidad, a las relaciones entre estas dos corrientes de pensamiento y sus implicaciones para el mundo de la educación. Iremos colgando artículos y añadiremos nuestros comentarios cuando nos parezca oportuno.

Hay muchos motivos para haber elegido estos temas, pero el principal como ya hemos apuntado, para no extendernos en demasiadas explicaciones, es que consideramos que la influencia que está ejerciendo la postmodernidad en la educación es tremendamente negativa y que, además, en ella y por ella se pueden explicar muchos, si no la mayoría, de los graves problemas que aquejan a la institución escolar hoy en día en todos los países de cultura occidental. El constructivismo, por otro lado, se puede considerar, hasta cierto punto al menos, que forma parte del entramado complejo de ideas de la postmodernidad. Además se da la circunstancia de que está tan extendido entre los profesores que prácticamente se considera como única posibilidad en cuanto a teoría del aprendizaje y lleva años sin que nadie se atreva a plantear una alternativa, puesto que el conductismo parece obsoleto y desprestigiado.

Existe una bibliografía extensísima tanto de la postmodernidad como sobre el constructivismo. Los mismos artículos que colguemos nos pueden proporcionar ayuda al respecto y nos evitará tener que elaborarla nosotros.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: